Venancio Martínez. Corazón del buen pastor

Autor: José Manuel Romero OAR

Por avatares históricos, el s. XX supuso la explosión evangelizadora de los agustinos recoletos. Una de las misiones más significativas de la Orden fue el Vicariato de Kweiteh, en China. Allí se curtió la semblanza de Fr. Venancio Martínez, donde llegó en octubre de 1935 y fue enterrado nueve años más tarde. Aunque de cuerpo enfermizo, se caracterizó por su espíritu fuerte, su sonrisa y la confianza que infundía entre quienes lo trataban.

Si quiere conseguir este libro en papel diríjase a editorial@avgvstinvs.org

Categoría: